26 de mayo de 2011

A la Biblia (o la fe) sólo se la puede entender como creyente


A la Biblia (o la fe) sólo se la puede entender como creyente

Existen diferentes maneras de entendimiento. Sólo se puede entender un concepto, en el sentido de “comprender mentalmente”, si uno se ocupa de él. Pero esto no significa que uno comparte este concepto. Yo puedo comprender pensamientos y procesos psicológicos y las acciones de un asesino, sin ser uno mismo un asesino, y entonces también puedo opinar sobre esto. Nadie entendería, si un asesino frente a un juez, declara que el juez no lo puede condenar, mientras que él no haya cometido un crimen.

En parte sólo se pueden entender cosas, si uno puede juzgarlos en forma imparcial. Pero para esto uno no debe estar demasiado involucrado emocionalmente (como en el estado de la creencia). Por esto afirmo, que entiendo mucho más sobre la fe, desde que me hice ateo. Pues también el conocimiento, por el cual creí, aún lo tengo. Yo he perdido la creencia, pero no el conocimiento y las razones de mi credulidad. Sólo que ya no soy ciego.

Si bajo “comprender” se entiende “compartir el concepto”, entonces la fe solo se puede entender como creyente – pero esto es trivial (lógica circular). Lo que realmente nos dicen los creyentes con esto, es lo siguiente: “Tu sólo puedes creer cuando crees”. Existe otra forma más profunda del entendimiento, y es cuando uno en forma independiente puede complementar y ampliar los pensamientos. Y una comprensión aún más profunda se obtiene, si se pueden enseñar los conceptos. Pero la comprensión más profunda de las cosas se obtiene recién, cuando en forma independiente se puede encontrar errores (El pensamiento crítico, nivel 3 de la cognición). Los creyentes parecen carecer de esto – por esto la comprensión de la propia creencia donde la mayoría de los creyentes se pueden clasificar en rangos menores, entonces también se puede invertir el reproche: “Tu sólo crees, ya que realmente no has comprendido bien tu creencia” – pero esto es un círculo lógico (al igual que el reproche a la inversa), mejor sería no usar esta táctica desleal.

Los buenos argumentos se distinguen, porque son entendibles, cuando no se dividen los argumentos. Si sólo se pueden entender los argumentos cuando uno los fracciona

Fuente:
Volker Dittmar: Ateismo-INFO, Einführung in den Ateismus
(Introducción al ateismo)
Ver también: http://www.dittmar-online.net/
http://www.atheismus-online.de/
http://www.volker-dittmar.info/

Nota.- Copyright (c) 2002 - 2005 Volker Dittmar. Permission is granted to copy, distribute and/or modify this document under the terms of the GNU Free Documentation License, Version 1.2 or any later version published by the Free Software Foundation; with no Invariant Sections, with no Front-Cover Texts and with no Back-Cover Texts. A copy of the license is included in the section entitled "GNU Free Documentation License

4 comentarios:

Alexánder dijo...

Y sin embargo los demonios creen y se estremecen
Aquí Santiago muestra que el simplemente creer no es en sí mismo fe genuina, aunque tenga algunos efectos emocionales. Los demonios, criaturas de espíritu, ángeles que no obedecen a Dios, realmente han visto a Dios y saben que él existe, y que es un solo Dios. El que ellos conozcan y crean este hecho son cosas que surten efecto en ellos... tiemblan, pues saben que están sentenciados a destrucción. (Mar. 1:24; 2 Ped. 2:4; Jud. 6) Pero ciertamente no recibirán salvación, porque no solo no ejecutan obras buenas, sino que todos sus esfuerzos son obras que se efectúan contra Dios. Por eso, ¿diría alguien a los demonios: Basta con que crean en Dios, sin buenas obras; eso los salvará? Es interesante notar el hecho de que ninguna de las criaturas de la región de los espíritus, ni siquiera los demonios, son ateos ni agnósticos. El ateísmo y el agnosticismo son doctrinas que se encuentran únicamente en la Tierra, entre los que dicen que tendrían que ver a Dios con sus ojos literales para creer en él o tener fe en él.

Albrecht Gundelach dijo...

Los mundos espirituales son sólo fantasías, cómo los cuentos de hadas. No es algo físico real. Los ateos somos de este mundo físico y natural, con los dos pies parados firmemente en la Tierra

laexcristiana dijo...

Y será que alguien ha visto alguna vez un demonio, para que le diga que si existe todo lo demas en su mundo etéreo???? Yo en lo personal nunca he visto un demonio, o un angel o alguna manifestacion "sobrenatural" y esto que he estado en infinidad de iglesias como ex-creyente y ni aun ahi no vi nada diferente al plano en el que vivo y me muevo. Y esto que yo creia a pie juntillas que la biblia era la palabra de dios. Por esa razon deje de creer. Porque todo lo que dicen y todo lo que lei, es pura fantasia, como los dioses griegos y otros que existen por ahi.

Albrecht Gundelach dijo...

Eliminé un comentario de Alexander por no tener ninguna relación con el artículo correspondiente