19 de agosto de 2012

Horus = Jesús, primera parte

Horus = Jesús, primera parte

Evento
Horus
Jesús
Concepción
Por una virgen,
Pero existen
Algunas dudas
Por una virgen
Padre
Unigénito engendrado
por el dios Osiris
Unigénito engendrado
 por Jehová (en la
forma del Espíritu
Santo)

Madre
Meri
María
Padre putativo
Seb (Jo-seph)
José
Ancestros del
Padre putativo
Descendencia real
Descendencia real
Lugar de nacimiento
Una cueva
Una cueva o corral
Anunciación
Por un ángel a Isis,
Su madre
Por un ángel a María,
Su madre
El nacimiento fue
Anunciado por
La estrella Sirio
Una estrella no
identificada en el
oriente
Fecha de nacimiento
Solsticio de invierno
(21 de Diciembre)
Se celebra el 25 de
Diciembre, el mismo día de
Mitra, Dionisio y Sol Invictus
Nacimiento dado a conocer
Pastores
Pastores
Testigos posteriores
Hadas
Tres reyes magos del oriente
Amenaza de muerte
en su infancia
Herut trató que se
asesinara a Horus
Herodes trató que
asesinasen a Jesús
La reacción frente a
La amenaza
El dios That le dice a
La madre: “Ven, diosa Isis, escóndete con tu hijo”
Un ángel le dice al padre de Jesús: “Levántate,  y  toma  al  niño  y 
 a  su  madre,  y  huye  a  Egipto
Ritual para
crecer
Horus llegó a la edad para un ritual
Especial, cuando fue
Restaurado su ojo
Jesús fue llevado al templo
por sus padres para lo que
se llama  el ritual  Barmitzva
A la edad de
12 años
12 años
Interrupción
en la historia
de la vida
No hay datos entre las edades de 12 hasta los 30 años
No hay datos entre las edades de 12 hasta los 30 años
Lugar del bautismo
El rio Eridanus
El río Jordán
A la edad de
30 años
30maños
Bautizado por
Anup el bautista
Juan el bautista
Destino del bautista
Decapitado
Decapitado
Tentación
En el desierto de Amenta por su archi rival Sut (alias Set), antecesor del Satanás hebreo, sobre una montaña
En el desierto en Palestina, por su archi rival Satanás sobre una montaña
Resultado de la tentación
Horus se resiste a la tentación
Jesús se resiste a la tentación n
Seguidores cercanos
Doce discípulos. Pero existen algunas dudas
Doce discípulos.
Actividades
 Aminó sobre el agua, expulso demonios, sanó enfermos, hizo ver a los ciegos. Él “calmó por su poder al mar”
Aminó sobre el agua, expulso demonios, sanó enfermos, hizo ver a los ciegos. Él ordenó al mar: “Silencio,
cálmate”
Resucitación de muertos
Horus resucitó a Osiris de la tumba, su padre fallecido
Jesús resucitó a Lázaro
Lugar donde se realizó el milagro de la resucitación
Anu, una ciudad egipcia, donde se realizaron anualmente la resucitación realizada por Horus
Los hebreos  a la pre sílaba de casa “beth” le agregaban “Anu”, para producir “beth-anu” o “la casa de anu”. Debido a que en la antigüedad “u” e “y” eran intercambiables “Bethanu” se transformó en “Bethany”. El lugar que se nombra en Juan 11 “Betania”
El origen de la palabra “Lázaro” en el evangelio de Juan

Asar fue un nombre alternativo para Osiris. Como señal de respeto fue llamado “el Asar”, traducido al hebreo “El-asar”.Los ro,anos le agregaron “us”, para inmdicar de que se trata de un nombre varonil, quedando como  “Elasarus”, la “s” se transformó en “z” y así se formó “Lazarus”
Prédica clave
La prédica de la montaña
El sermón de la montaña
Muerte
Por crucifixión
Por crucifixión
En compañía de
Dos ladrones
Dos ladrones
Entierro
En una tumba
En una tumba
Destino después de muerto
Descenso al infierno; resucitado al tercer día
Descenso al infierno; resucitado al tercer día aproximadamente
Resurrección anunciada por
Mujeres
Mujeres
Futuro
Gobierno por 1000 años en el milenio
Gobierno por 1000 años en el milenio

5 comentarios:

Anónimo dijo...

sacar conclusiones nomás y pensar

martincx dijo...

Fuentes, fuentes

Alexánder dijo...

Es de notar que la mayoría de los historiadores y biblistas rechazan el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús, algo que puede confirmarse en cualquier enciclopedia. Por ejemplo, la Enciclopedia Ilustrada Cumbre asevera que “según los investigadores [esta fecha] no puede coincidir con la del verdadero nacimiento de Jesús por razones climáticas”.

Por qué se eligió el 25 de diciembre

Siglos después de la muerte de Jesús se adoptó el 25 de diciembre como la fecha de su natalicio. ¿Por qué? Numerosos historiadores creen que la época del año que se escogió para la Navidad era un tiempo en el que ya tenían lugar algunas festividades paganas.
Por ejemplo, la Enciclopedia de la Religión Católica observa: “La razón que llevó a la Iglesia romana a fijar la festividad en este día, parece ser su tendencia a suplantar las festividades paganas por otras cristianas. [...] Ahora bien, sabemos que entonces en Roma los paganos consagraban el día 25 de diciembre a celebrar el Natalis invicti, el nacimiento del ‘Sol invencible’, que, después del solsticio, se engrandecía en fuerza y claridad”.

La Gran Enciclopedia del Mundo nota: “Mucho antes de ser consagrada por el nacimiento de Jesucristo se celebraban en esa fecha algunas fiestas paganas. Las saturnales romanas [fiestas dedicadas a Saturno, el dios de la Agricultura] [...] tenían lugar hacia el 25 de diciembre, lo mismo que, posteriormente, la festividad romana en honor del dios Mitra”, símbolo del Sol. Estas festividades se caracterizaban por el comportamiento licencioso de sus participantes, quienes se entregaban a la juerga desenfrenada. Es significativo que tal comportamiento caracterice a muchas de las celebraciones navideñas de la actualidad.

Alexánder dijo...

La idolatría y el pueblo de Dios. Tal como Jehová le había indicado a Abrahán, sus descendientes, los israelitas, llegaron a ser residentes forasteros en una tierra que no era la suya, Egipto, y allí sufrieron aflicción. (Gé 15:13.) En esa tierra pudieron ver de cerca las prácticas idolátricas más acentuadas, ya que la costumbre de hacer ídolos estaba muy extendida. A muchas de las deidades que se adoraban en Egipto se las representaba con cabezas de animales: Bastet, con cabeza de gato; Hator, con cabeza de vaca; HORUS, CON CABEZA DE HALCÓN; Anubis, con cabeza de chacal (GRABADO, vol. 1, pág. 946), y Thot, con cabeza de ibis, por mencionar solo algunos ejemplos. Se veneraban las criaturas marinas, voladoras y terrestres, y cuando los animales sagrados morían, se les momificaba.

La Ley que Jehová le dio a su pueblo después de liberarlos de Egipto condenaba sin ambages las prácticas idolátricas tan extendidas en tiempos pasados. El segundo de los Diez Mandamientos prohibía de manera expresa hacerse una imagen tallada para adoración o una representación de cualquier cosa que estuviese en los cielos, sobre la tierra o en las aguas. (Éx 20:4, 5; Dt 5:8, 9.) En sus exhortaciones finales a los israelitas, Moisés recalcó la imposibilidad de hacer una imagen del Dios verdadero y les advirtió que se cuidasen del lazo de la idolatría. (Dt 4:15-19.) Como otra salvaguarda para que no se hiciesen idólatras, se les ordenó que no celebrasen ningún pacto con los habitantes paganos de la tierra a la que iban a entrar y que no formasen alianzas matrimoniales con ellos. Más bien, los israelitas tendrían que aniquilarlos, y también debían destruir todos los objetos idolátricos: altares, columnas sagradas, postes sagrados e imágenes esculpidas. (Dt 7:2-5.)

Alexánder dijo...

La adoración de una madre con su hijo también era muy popular en Egipto. A menudo se representa a Isis con el infante Horus sobre sus rodillas. Esta representación es tan semejante a la de la virgen y el niño, que, por ignorancia, algunas personas de la cristiandad a veces la han venerado. (GRABADO, vol. 2, pág. 529.) Respecto al dios Horus, hay indicios de que se distorsionó la promesa edénica concerniente a la descendencia que magullaría a la serpiente en la cabeza (Gé 3:15), pues a veces se le representa pisando cocodrilos y agarrando serpientes y escorpiones. Según un relato, cuando Horus quiso vengar la muerte de su padre Osiris, Set, su asesino, se transformó en serpiente.

En las escrituras y pinturas egipcias aparece con mucha frecuencia un símbolo sagrado, la cruz egipcia (cruz ansada). Este signo, parecido a la letra “T” con un asa ovalada en la parte superior, era símbolo de la vida y probablemente representaba los órganos de reproducción masculino y femenino unidos. A las deidades egipcias a menudo se las representa sosteniendo la cruz egipcia (cruz ansada). (GRABADO, vol. 2, pág. 530.)

Los egipcios sacralizaron y veneraron una gran diversidad de criaturas: el buitre, el carnero, el cocodrilo, el chacal, el escarabajo, el escorpión, el gato, el halcón, el hipopótamo, el ibis, el león, el lobo, la rana, la serpiente, el toro y la vaca. Sin embargo, a algunas se las consideraba sagradas en una parte de Egipto, pero no en otra, lo que en ocasiones resultaba en guerras civiles. No solo había animales consagrados a ciertos dioses, de algunos hasta se decía que eran la encarnación de un dios o una diosa. Por ejemplo, se creía que el toro Apis era la encarnación misma de Osiris y, también, una emanación del dios Ptah.