3 de noviembre de 2014

La cosmovisión atea



La cosmovisión atea 


La cosmovisión atea se basa en un puzzle gigante, con el cual queremos retratar al mundo. Este puzzle se compone de muchas piezas grandes y pequeñas. Gran parte de este rompecabezas ya está listo, pueda que aún falten algunas partes, pero el cuadro en general ya es posible reconocerlo.


Las piezas del puzzle se basan en el concepto que Sólo la ciencia lleva al verdadero conocimiento (ver Aquí). Naturalmente se puede cuestionar esto y nosotros los ateos estamos muy interesados, si alguien n os puede ofrecer otra metódica paralela a la ci ncia, que nos puede llevar a conocimientos asegurados. Pero en esto no se puede referirse a las cogniciones de los aportes  » sólo la ciencia lleva al verdadero conocimiento« y »Fe es un concepto mísero« (Ver  Aquí).



La visión científica del  mundo


La ciencia nos ofrece la base para nuestra visión del mundo. La teoría del Big-bang, como una gran pieza del puzzle, que a su vez se compone de incontables piezas más pequeñas, que la confirman, nos muestra junto con la física de las partículas alta energía y la astronomía, cómo se formó nuestro universo. La teoría de la evolución es igualmente una pieza mayor del puzzle, que está formado por numerosas partes. Con las cuales es confirmada, y nos muestra en forma plausible el desarrollo de la vida sobre nuestro planeta. En ningún paso de esta plausible explicación afianzada y documentada por innumerables experimentos, observaciones, cálculos y hallazgos, es necesaria la intervención de algo fuera de la naturaleza. La ciencia, desde  algunos siglos nos explica en forma sistemática parte por parte al mundo, sin que alguna vez tuvo que recurrir  a una acción sobrenatural. En el universo todo sucede en forma natural. Simplemente no hay necesidad de un dios.


Esta es una página que iluminamos. Otras son las religiones. No las necesitamos para explicarnos el mundo, sin embargo tenemos que hacernos la pregunta, si las religiones pueden aportar algo a nuestro conocimiento.



La incapacidad por principio condicionada, de todas las religiones


Aquí primeramente establecemos, que en el mundo existen muchas religiones, y que hubo otras tantas más, que hay ya no son creídas. Muchas personas, tiene a su religión, porque nacieron y crecieron en el ámbito correspondiente. Por regla (no existen reglas sin excepciones) ,la observación muestra, que las personas no elijen su religión por observación independiente de todas las religiones disponibles, sino por la casualidad de su nacimiento y la casualidad de sus circunstancias de su vida. Una persona se hace  más bien cristiana cuando se desarrolla en un ambiente cristianamente forjado, mientras que una persona crece en un entorno budista, con mucho más probabilidad será un budista. Pero a veces sucede, que alguien quiere ampliar sui perspectiva observando a otras religiones. Pero muchas veces está impregnado  del mundo conceptual de la religión de su origen, de manera que ya no puede juzgar su religión con la misma capacidad crítica cómo a las otras religiones. La religión propia parece más lógica y consecuente, porque uno fue entrenado así, en cambio otras son absurdas y ridículas. Que miembros de otras religiones, desde su perspectiva consideran, consideran la religión propia como absurda y ridícula, ni se les ocurre a estas personas parcialmente críticas. Ellos entonces miden constantemente al mundo con dos varas de medidas diferentes: Una sólo la aplican a su propia religión, la otra a los puntos de vitas de los otros, que contradicen a la propia ideología. Un  ejemplo es la crítica al islam de parte de los cristianos. Los cristianos critican a menudo exactamente la misoginia y la brutalidad, que también forma la base de la Biblia cristiana. La única diferencia, desde el punto de vista ético, entre el cristianismo y el islam  son cinco siglos de ilustración. No el fundamento, ni la biblia han cambiado, sin o la sociedad, que interpreta a la biblia. esto no tiene nada que ver con la verdad. El método de las religiones ya está mal en el enfoque.


En consecuencia debería existir un criterio, a manos del cual se puede juzgar a las religiones en forma neutral. La búsqueda de un criterio  cómo este no tuvo éxito. Sólo la ciencia ofrece un conjunto de herramientas para la crítica. Al contrario a las religiones, están gastan mucha energía, para sofocar la crítica de raíz. Como ejemplo vedamos Juan 29: 24-29: Jesús critica a Tomás, porque este quiere ver una evidencia para la resurrección. De esta manera se debilita sistemáticamente la capacidad de criticar. En vez de esto se debería felicitar a Tomás, por no creer simplemente en palabras, sino que quería una evidencia. Por ende se podría creer en cualquier afirmación sin una comprobación. El resultado no es entonces un fe firme cómo una roca, sino algo totalmente antojadizo, ya que se puede creer cualquier cosa, lo que también lo demuestra, con tana claridad, las numerosas diferentes religiones. De esto, los ateos concluyen, que es fundamentalmente erróneo creer, y ninguna religión puede aportar algo para encontrar la verdad.    


La problemática especial de las religiones semíticas


Recién después de estas elucubraciones comenzamos a examinar las diferentes religiones. Ya hemos visto, que las religiones no pueden aportar nada para encontrar verdades, porque exigen fe y con esto son  totalmente arbitrarias. Sin embargo podría ser, que las religiones desde sólo el punto de vista psicológico o moral, podrían hacer un aporte para la humanidad. Y exactamente aquí opera  nuestra crítica a la Biblia. Observamos, que en especial el cristianismo y con él también las demás religiones semíticas, muestran insalvables deficiencias en relación a la moral. La Biblia  a un dios violento, que causa masacres, que aprueba la esclavitud y que exige crueles penas de muerte  por lapidación. Ella promueve el concepto del pecado hereditario, para llevar a la humanidad a la dependencia de la gracia de su dios. Ella inventa innumerables pecados, para bloquear el caminoi del ser humano a la felicidad por sus propios medios. Incluso u n perdón de los pecados sólo es posible, a través de una espantosa muerte en una cruz por el hijo de Dios. Al mismo tiempo, la Biblia sigue amenazando con el eterno fuego del infierno al cual será lanzadas las personas rebeldes. Al final de los tiempos, lo que según la biblia debió haber sucedido hace dos mil años, este Dios coloca el apocalipsis la destrucción  total. Para esto, desde el punto de vista moral, sólo existe un fallo: ¡Totalmente anti ético y horroroso!

Si ahora se observa el origen de la Biblia, bajo el punto de vista, que este libro fue escrito por sacerdotes judíos en la aflicción, con la meta de mantener juntos a los judíos en condiciones adversas, entonces se hace comprensible. No obstante, la Biblia sigue siendo un libro horrible y éticamente repudiable, pero por lo menos se hace entendible, bajo que motivación se formó este libro, o más bien esta colección de escritos. Al mismo tiempo, este enfoque es la única, que es coherente y que no lleva a contradicciones lógicas, la definitiva despedida de la Biblia como la palabra santa de Dios.  
  

Fuente: www.atheismus.ch
Traducido del alemán por A. Gundelach













2 comentarios:

Cesskar CV dijo...

Conocimientos de nuevo ateísmo nivel 1. Muy deficiente.

Albrecht Gundelach dijo...

Cesskar CV, cuando se hace una afirmación, cómo la hiciste Tu, hay que fundamentarla, sino no es otra cosa que palabrería sin fundamentos.