29 de diciembre de 2009

El aborto es un asesinato

El aborto es un asesinato

El aborto es un asesinato de un ser indefenso. Muchas mujeres argumentan que ellas pueden hacer lo que quieren con su cuerpo. Ellas se pueden hacer implantes, tienen todo el derecho de hacerse cirugías estéticas, teñirse el pelo, depilarse etc., pero aquí se equivocan, el cuerpo que llevan dentro de su vientre no es el cuerpo de ellas.
Pero ahora se presenta los problemas. Es totalmente lógico que una mujer que fue violada no quiera tener a ese ser humano. ¿Qué hacer? ¿Abortar? Ese ser que se esta gestando no tienen ninguna culpa de haber sido engendrado, el aborto no es una opción. Pero existen muchas otras opciones, todas prohibidas por la hipocresía de la iglesia católica, están el condón, las píldoras anticonceptivas, y la recién creada píldora del día después, y por supuesto la adopción.
¿Que pretende la ICAR? Que nazca un niño no deseado y que ofrece la iglesia ¡NADA!
¿Piensa en la mujer que fue violada? ¡NO! ¿La iglesia se ha preguntado que sucede se el violador tenía SIDA y ha infectado tanto a la futura madre y al bebé que se está gestando?
No, no le interesa, lo único que le interesa es que el niño/a nazca y sea bautizado en la religión católica. La hipocresía de la iglesia católica aquí es que al bebé recién nacido lo considera pecador, cargado con el pecado original, que nazca para ser “salvado” del limbo, lo que suceda después del bautismo le importa un bledo.
¿Si no fuese por la iglesia católica romana, cuantos abortas se podrían evitar?
Con sus falsas doctrinas y enseñanzas la ICAR ha causado daños hasta ahora irreparable a la humanidad. A la ICVSAR no le interesa la vid a en este mundo, lo único que le interesa “salvar almas” en una supuesta vida en el más allá. Un ejemplo típico, de la manera de pensar de la iglesia católica romana, fue la tristemente famosa madre Teresa de Calcuta.
Hablan de estar por la vida, si, pero en la vida en el más allá y a aquellos que no piensan como ella los amenazan con una supuesta eterna condena en el infierno.
La ICAR basa su existencia en el terror, fundamentado en la mentira de un infierno.
Estoy contra del aborto, pero desgraciadamente existe. Los países deben legislar sobre esto, y no como aquí en Chile donde el aborto fue prohibido, y sigue siéndolo, por uno de los peores asesinos Augusto Pinochet. ¿Cuantas mujeres no mueren por realizarse abortos en la más paupérrimas condiciones higiénica s y de salud?
Pero aquí, como en muchos otros países, que se dicen católicos, la ICAR, apoyado por el nefasto grupo del Opus Dei (Aquí se tenemos una secta católica funesta) es el peor freno contra una legislación que el pueblo pide a gritos, pero los políticos le temen a la ICAR.
Estoy en contra del aborto, pero no por falsas e hipócritas razones religiosas, si no por ética y motivos morales humanistas.
Estoy en contra de la hipocresía y la mentira religiosa
aagb, Santiago de Chile 29.12.2009

11 comentarios:

Jack Rational dijo...

Hola Albrecht

Ok. Estás en contra del aborto.

Yo estoy a favor del aborto bajo ciertas condiciones, y lo fundamento en el articulo N° 1 de mi blog.

Me gustaría saber tu opinión.

Tenemos opiniones contrarias, pero un enemigo en común :-)

Saludos!

Siesp... dijo...

La iglesia tiene el mayor castigo para los católicos que utilicen el aborto: "el fuego eterno".
¿A qué viene imponer su "moral" al mundo entero?
El aborto es una experiencia traumática, pero no se puede castigar a la mujer por abortar. Hay que procurar no llegar a él, pero si se llega (nunca es por capricho) no se puede encarcelar a nadie.
La despenalización del aborto libre hasta las 12 semanas es una opción para que la mujer decida, y yo estoy de acuerdo. Los países van introduciendo (como en España) la ley con ciertos supuestos (ciolación, peligro de la vida de la madre, etc) Por ahí se "cuelan" los abortos libres (siempre hay un psiquiatra dispuesto a certificar problemas psíquicos de la madre si ésta da a luz). Por eso, lo mejor es ser directo: ¡Ley de plazos! hasta las 12 semanas, porque de otro modo... NUESTRAS MUJERES SEGUIRÁN ABORTANDO PERO SIN COBERTURA SANITARIA, EN "CARNICERÍAS".
Es mi opinión. Tan respetable como otra. Pero con una diferencia: Yo no obligo a que nadie aborte, sin embargo la postura contraria me obliga a que yo no aborte. ¡Gran diferencia!

Saludos.

Pablo dijo...

Albrecht, ¿te parece correcto hablar del aborto en términos generales como un asesinato, y referirte para ello al "bebé"? Yo tampoco creo en la justificación de que se trata del cuerpo de la mujer, pero no le puedo llamar "bebé" a un ser vivo más pequeño que un renacuajo y con apenas rastro de algo que pueda llamarse cerebro. Para mí eso es un ser humano en formación, pero no una persona humana. Por lo tanto, no creo que pueda calificarse de asesinato su eliminación. Parto de la idea de que no hay una esencia o arquetipo platónico del ser humano (o un alma) que esté presente en ese embrión desde el momento de la concepción, sino que la humanidad del feto se va incrementando gradualmente. Esto hace más difícil el asunto, pero creo que así debe encarárselo, y no con sentimentalismos. No sé cuál es tu idea sobre ese tema.

Paroaria dijo...

Hola Albrech:

Que tema espinoso!!!, y más aún cuando las garras eclesiásticas imponen reglas. Yo he tratado temas vinculados a este en

mis clases, y a mis alumnos les digo, si creen en dios, lean la biblia, pero interprétenla no con un cura al lado... la

biblia no enseña educación sexual, según la misma biblia nunca jesus dijo, no useis preservativo porque ofenderais al

señor!!!"
Apartemos aquí la funesta influencia religiosa, que sí, existe y no sólo en Chile, en Argentina está establecida en la

constitución en su art 2 El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano.Fuera los clérigos, decidan sobre el Vaticano, que para eso es su jurisdicción.

Resumo mis puntos de vista:
1)La mujer (y el varón) son responsables de sus decisiones y de su propio cuerpo y su vida y por eso pueden decidir, pero la decisión y

responsabilidad deben de tomarse anteriormente al acto sexual, no al decidir abortar de manera que una vez producida la

concepción sus responsabilidades son como padres, no individuales (el aborto es un filicidio).
2)Las violaciones y los riegos de vida para la madre deben ser tenidos como motivos razonables de aborto, en la primera

porque la mujer no tuvo posibilidad de decidir y en la segunda por cuestiones obvias. Un punto importante es que la justicia

debe expedirce rápidamente, y no dilatar tiempos.
3)Los sistemas de adopción deben tenerse como una alternativa, para que las mujeres violadas puedan optar por no abortar pero dejar a

los bebés en sistemas de adopción serios y no burocráticos como en Argentina, donde padres que desean adoptar un niño

tardan "años" en conseguirlo o inclusive nunca logran hacerlo.
4)un grupo de células no es una persona,pero lo será, y no es una excusa para intentar solucionar una negligencia e

irresponsabilidad de los padres que debieron usar un método anticonceptivo en su momento y asumir responsabilidades en tiempo y forma, es como abrocharse un cinturón de

seguridad, luego de haber tenido el accidente.
Como conclusión, las leyes deben ser estatales, no religiosas, como también la protección de las personas y organismos por nacer. Los abortos deben ser optativos sólo para mujeres con riesgos de vida o por violación (con opción a dejar en adopción) y la justicia se debe expedir rápidamente, si se produce la muerte de la mujer por un aborto no justificado la responsabilidad es de aquella pareja que debió encarar su responsabilidad a su debido tiempo, no es justificativo para permitir el aborto.
Esto deja mucha tela para cortar y es un tema fuerte...

Un saludo Albrecht y a los otros participantes, que resultaron muy provechosos, ingresaré a tu blog Jack Rational.

Jack Rational dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alexánder dijo...

Para Dios, la vida es sagrada. Él considera que hasta un embrión es un ser vivo único y distinto (Salmo 139:16). Por eso estipuló que se castigara a quien hiciera daño a una criatura que estuviera en la matriz. Así que, para él, acabar con la vida de un niño no nacido es un asesinato (Éxodo 20:13; 21:22, 23).

Albrecht Gundelach dijo...

Se nota que opara ese dios la vida era sagrada.

Alexánder, reviosa tu Biblia

“Pero de las ciudades de estos pueblos que Jehová tu Dios te da por heredad, ninguna persona dejarás con vida, sino que los destruirás completamente: al heteo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, como Jehová tu Dios te ha mandado” Deuteronomio 20, 16-17;

“Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente” Números 31, 17

“Samaria será asolada, porque se rebeló contra su Dios; caerán a espada; sus niños serán estrellados, y sus mujeres encintas serán abiertas." Oseas 12, 16

Alexánder dijo...

La conquista de siete naciones de Canaán “más populosas y más fuertes” que Israel (Dt 7:1, 2) contribuyó al testimonio de la Divinidad de Jehová. (Jos 23:3, 8-11.) La fama del Dios de Israel le abrió camino al pueblo (Éx 9:16; Jer 32:20, 21), y el ‘pavor y el temor’ de Israel debilitó a sus opositores. (Dt 11:25; Éx 15:14-17.) Así que los opositores eran más reprensibles, pues tenían prueba de que este era el pueblo del Dios verdadero; pelear contra ellos era pelear contra Dios. Algunos cananeos reconocieron sabiamente la superioridad de Jehová sobre sus ídolos, como lo habían hecho otros con anterioridad, y buscaron Su favor. (Jos 2:1, 9-13.)
El Sol y la Luna permanecen inmóviles. Cuando Jehová obró en favor de

Alexánder dijo...

El juicio divino contra los cananeos. Jehová reveló que por la línea de Abrahán vendría una descendencia mediante la cual se bendecirían todas las familias de la Tierra. En conformidad con tal propósito, decretó que la progenie de Abrahán recibiera la tierra de Canaán, en la que ya vivían los amorreos. ¿Qué razón podía tener para sacarlos de su propio país a la fuerza? Dios profetizó que no los desalojaría sino hasta cuatrocientos años después, cuando hubiese “quedado completo el error de los amorreos” (Génesis 12:1-3; 13:14, 15; 15:13, 16; 22:18). Durante ese plazo, ellos se sumieron cada vez más en la corrupción moral. Canaán se convirtió en un país plagado por la idolatría, la violencia sanguinaria y la degradación sexual (Éxodo 23:24; 34:12, 13; Números 33:52). Sus habitantes llegaron a sacrificar a sus hijos en el fuego. ¿Podía un Dios santo exponer a su pueblo a tales perversidades? De ningún modo. Por ello declaró: “La tierra está inmunda, y traeré sobre ella castigo por su error, y la tierra vomitará a sus habitantes” (Levítico 18:21-25). Pero no hizo un exterminio indiscriminado, sino que perdonó la vida a algunos cananeos que manifestaron buena disposición, entre ellos Rahab y los gabaonitas (Josué 6:25; 9:3-27).

Alexánder dijo...

Al estudiar cómo trató Dios con la humanidad en el pasado, observamos que muchas veces retuvo su juicio hasta perderse toda esperanza de que hubiera mejora. Por ejemplo, en el caso del juicio de Dios contra los cananeos, él le señaló a Abrahán los pecados de estos con mucho tiempo de antelación. Pero aún no había llegado el momento de ejecutar su sentencia. ¿Por qué no? La Biblia dice: “Porque todavía no ha quedado completo el error de los amorreos [cananeos]”, o como dice la versión de Straubinger, “hasta el presente la maldad de los amorreos no ha llegado a su colmo” (Génesis 15:16).

Pero unos cuatrocientos años más tarde llegó el juicio de Dios, y los descendientes de Abrahán, los israelitas, conquistaron la tierra. Algunos cananeos, como Rahab y los gabaonitas, se salvaron gracias a su actitud y sus acciones, pero, en general, habían llegado a un nivel de inmundicia extremo, como lo revelan excavaciones arqueológicas actuales. Practicaban la adoración fálica, la prostitución en los templos y el sacrificio de niños. El Compendio manual de la Biblia, de Henry H. Halley, dice: “Los arqueólogos que cavan en las ruinas de las ciudades cananeas se preguntan por qué Dios no las destruyó mucho antes”. Al final, ‘la medida máxima de los pecados de los cananeos se llenó’; su maldad había “llegado a su colmo”. Nadie podía acusar con razón a Dios de ser injusto cuando hizo que se limpiara la tierra, mientras perdonó a quienes manifestaron una buena actitud.

Albrecht Gundelach dijo...

La Biblia, y en especial el antiguo testamento, antología que justifica el crimen, el asesinato, el genocidio, etc., y cristianos cómo el señor Alexánder, tratan de hacer parecer a su dios como un dios de justicia.
Señor Alexánder, no voy a tolerar más en mi blog justificaciones que avalan el asesinato, el crimen, el genocidio,
mediante supuestos textos sagrados, como la Biblia, que en realidad es un libro repugnante.
Expresiones cómo: “Nadie podía acusar con razón a Dios de ser injusto cuando hizo que se limpiara la tierra,” En textos como estos se basó Hitler para justificar el holocausto judío.
Por favor aténgase al contenido del artículo que quiere comentar. Si quiere hacer apología a favor del dios en el cual usted cree, hágalo pero no aquí.